Carta de apoyo a Omar Barghouti

La Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe quiere mostrar su repulsa y condena ante la detención el pasado 19 de marzo de Omar Barghouti, destacado defensor de los derechos humanos y cofundador del movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS), residente en la ciudad palestina de Akka, en el actual Israel.

Captura de pantalla 2017-04-07 a las 13.01.00

 

Su detención y la campaña de difamación dirigida contra él forma parte de los esfuerzos sistemáticos del gobierno israelí para criminalizar el movimiento BDS, intimidar a activistas e impedir la libertad de expresión.

Omar Barghouti y su familia llevan años sometidos a intensas amenazas, intimidación y represión promovidos por diversos grupos del gobierno de extrema derecha israelí, incluyendo la eliminación civil dirigida, eufemismo que designa el asesinato selectivo. La investigación del departamento fiscal de Israel sobre el señor Barghouti y su esposa Safa forma parte del trabajo de la unidad de reputación creada en 2016, que tiene como objetivo empañar la reputación de las personas defensoras del BDS y las redes de derechos humanos que apoyan al movimiento.

La detención, que se produce semanas antes de que viaje a los Estados Unidos para recibir el Premio Gandhi de la Paz conjuntamente con Ralph Nader en una ceremonia en la Universidad de Yale, demuestra el verdadero motivo represor de estas acciones, ya que la investigación iniciada, entre otras cuestiones, incluye la prohibición de viajar.

Sin embargo, ni siquiera las medidas extremas de represión que Israel ejerce contra el movimiento BDS, contra defensores y defensoras de derechos humanos, o contra su vasta red de apoyos, le permiten detener este movimiento por los derechos humanos. La intimidación y la represión difícilmente pueden afectar a un movimiento popular que crece en el corazón y la mente de la gente: estar en el lado correcto de la historia en contra del régimen fanático de apartheid, ocupación y limpieza étnica de Israel, y a favor de la libertad, la justicia y la igualdad para el pueblo palestino.

Este último capítulo desesperado de represión e intimidación por parte del gobierno israelí contra Omar Barghouti es el indicador más relevante del fracaso del régimen israelí de ocupación, colonialismo y apartheid para frenar el impresionante crecimiento del movimiento BDS por los derechos del pueblo palestino, particularmente después de considerarlo como una amenaza estratégica para todo su sistema de injusticia contra el pueblo palestino.

La Asociación Al Quds pide al gobierno de España y al resto de administraciones locales y autonómicas que ejerzan su compromiso con los derechos humanos y con los derechos inalienables del pueblo palestino. De la misma forma, la Asociación Al Quds quiere recordar a los poderes públicos su obligación de no reconocer ni contribuir a mantener las graves violaciones de derecho internacional cometidas por Israel sobre los palestinos y las palestinas, y subraya la necesidad de apoyar e implementar las medidas de boicot, desinversiones y sanciones demandadas por la sociedad civil global en torno a la campaña no violenta y antirracista del BDS, tal y como recomienda el informe sobre la situación de apartheid publicado en marzo de 2017 por la Comisión Económica y Social para Asia Occidental (CESPAO) de Naciones Unidas.

Deja una respuesta