Proyecto de Apoyo al Centro Palestino de Derechos Humanos en Cisjordania

PCHR West Bank OfficeEl Centro Palestino de Derechos Humanos es la organización más respetada en los Territorios Palestinos Ocupados, hecho éste que implica el reconocimiento de su autoridad moral y su capacidad para influir dado que los resultados de sus investigaciones sobre las violaciones de los derechos humanos son utilizados ampliamente tanto por organizaciones locales como por las de ámbito internacional.

Dona a este proyecto aquí

El debilitamiento de las asociaciones de derechos humanos en Cisjordania, el cierre y aislamiento de Gaza (donde está la sede central del Centro Palestino de Derechos Humanos), y la difícil situación en los Territorios Palestinos Ocupados con la construcción del muro; hacían imprescindible la presencia de una organización como referente internacional de la defensa de los Derechos Humanos en Cisjordania.

Por ello, en el año 2006 se decidió crear una oficina del Centro Palestino de Derechos Humanos en Cisjordania, que velase por la protección de los derechos de la población y denunciase rigurosamente, cualquier incumplimiento de la legalidad internacional. El año 2006 fue especialmente difícil para cualquier organización humanitaria en Cisjordania y, muy especialmente, en la franja de Gaza, sin embargo, logramos el objetivo de crear esta oficina en Cisjordania y su puesta en funcionamiento que creemos ha sido fundamental para mantener la ayuda legal a la población ante la actual situación de crisis social, económica y humanitaria en la zona. Desde entonces, hemos continuado con proyectos anuales de apoyo a la continuidad de esta oficina en Cisjordania, que realiza un trabajo de un valor inestimable.

El Centro Palestino de Derechos Humanos es un dispositivo de respuesta inmediata a la constante situación de violación de derechos humanos en Cisjordania, a partir de la oficina de referencia del Centro Palestino de Derechos Humanos, y de una estructura de trabajadores de campo que recogen continuamente y de primera mano, testimonios e información sobre estas situaciones, poniendo en marcha las correspondientes denuncias y recurriendo a distintas instituciones.

Estos trabajadores recaban una información básica que llega, a través de los informes semanales, a decenas de Organismos y Organizaciones Internacionales, incluidas agencias de Naciones Unidas, Amnistía Internacional o Human Rights Watch, en todas las Embajadas internacionales y organismos dependientes de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo; en todas las agencias internacionales de prensa, en los medios de comunicación local y en varios miles de correos de asociaciones de solidaridad, universidades, personas individuales, abogados, activistas, intelectuales, periodistas y defensores de derechos humanos.

La fidelidad y veracidad de la información es garantizada por los trabajadores de campo que, en Cisjordania, tienen que organizarse atendiendo a la estructura de separación de las distintas zonas marcadas por el ejército israelí y la inserción en los Territorios Palestinos Ocupados de innumerables asentamientos ilegales que han producido el aislamiento y separación en lo que ya se conoce como “bantustanes palestinos”.

La labor de recogida de testimonios, información y documentación relevante, sobre violaciones de derechos humanos (o posibles violaciones de derechos humanos), se realiza a partir de un proceso exhaustivo de coordinación y de protocolos ordenados de seguridad y comunicación continua, que posibilitan la obtención de los datos necesarios.

Los informes son remitidos también a gobiernos, embajadas, prensa así como a distintas organizaciones y organismos internacionales que desarrollan su trabajo en el campo del derecho internacional humanitario. De este modo, a partir de esta oficina en Ramallah, se vigila también el cumplimiento de la legalidad internacional, respeto a convenios internacionales de derechos humanos, así como las resoluciones de Naciones Unidas. De igual modo, posibilita la elaboración de expedientes con documentación sobre violaciones de Derechos Humanos, que en la actualidad está utilizando el CPDH para presentar denuncias en tribunales internacionales en amparo de la jurisdicción universal (está vía ha sido abierta con diversos casos en Europa e incluso en la Audiencia Nacional en España).

Hoy seguir apoyando al Centro Palestino de Derechos Humanos en Cisjordania es una imperiosa necesidad: la presencia constante de la ocupación, el crecimiento de las colonias israelíes ilegales, la permanente confiscación de tierras y bienes a la población palestina, la destrucción de cultivos, los ataques de los colonos y la construcción del Muro, (todas ellas acciones condenadas por el derecho internacional), siguen siendo constante en la situación de los territorios ocupados y hacen más necesaria que nunca la monitorización y el seguimiento de la situación en Cisjordania. Por ello, resulta imprescindible el mantenimiento de esta oficina en Cisjordania.

Si quieres donar a este proyecto, haz click aquí

Noticias relacionadas con los proyectos de Al Quds