Presentación del libro “Contra el olvido”

Teresa Aranguren y Sandra Barrilaro, coautoras del libro Contra el olvido. Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba (1889-1948), estarán en Málaga el próximo 24 de junio, a las 19:30 horas, en el CAL (Centro Andaluz de las Letras), sito en la calle Álamos nº 24. Su trabajo hace posible comprender la falacia que constituyen dos de los principales lemas que usó el sionismo para apropiarse de Palestina: “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”, “El desierto convertido en vergel”.

En Palestina existía una sociedad plural, abierta y dinámica, muy parecida a la que pudo haber en España en esa misma época, a la que intentan borrar de la historia y arrebatar el futuro desde 1948. Y el asedio y el expolio continúan hoy día, inexorables. Pero no contaron con la resistencia de un pueblo fuerte y arraigado a la tierra, como sus olivos, que se aferran con fuerza y aprovechan hasta la última gota de agua, tenaces. Un pueblo que rezuma alegría y vitalidad, como las naranjas de Jaffa, que eran exportadas a todo el mundo y apreciadas por su gran calidad.Cartel 3 - copia

Y de eso dan testimonio estas fotos de álbumes familiares que guardan con celo los que fueron expulsados y privados de todo, y sus descendientes, que sufren hoy un apartheid que atenta contra todos los derechos que deberían tener como seres humanos.

“Negar la existencia del pueblo de Palestina fue premisa fundamental del movimiento sionista, que pretendió no solo ocultar su existencia sino hasta el recuerdo de que había existido. Pero lo que existe deja huella. Por mucho que se intente borrar, la huella de aquella Palestina que fue, la de aquellas gentes que serían expulsadas de su tierra y sus vidas en 1948, permanece en el hueco que dejó su ausencia. Y asoma en las ruinas de una aldea cuyo nombre ya no figura en los mapas, en el dibujo de un paisaje de infancia perdido, en la letra de una canción o en las fotografías de un álbum familiar. Este libro muestra fotografías que son huellas de aquella existencia que se quiso borrar. No es un ejercicio de nostalgia, sino de afirmación. Con fotografías, contra el olvido.”  T. Aranguren

 

Deja una respuesta