2017, un año decisivo para Palestina

En 2017, el año que ahora estrenamos, se cumplen:

  • 100 años de la Declaración de Balfour (1917)
  • 70 años de la partición de Palestina por la ONU (1947), desencadenante de la Nakba
  • 50 años del inicio de la ocupación de Palestina por Israel (1967), que aún continúa
  • 10 años del asedio medieval a la Franja de Gaza (2007), donde resisten casi dos millones de personas en condiciones dificilísimas.

La Asociación Al Quds se adhiere al llamamiento de la Coordinadora Europea de Comités y Asociaciones por Palestina (ECCP), publicado el 29 de noviembre, Día Internacional de Palestina. En él piden que 2017 se convierta en un año decisivo para lograr el fin de la ocupación de los territorios, el fin del apartheid que sufre el pueblo palestino y el reconocimiento del derecho de retorno de los refugiados.

eccp

PALESTINA: JUSTICIA YA, ACABEMOS CON LA COMPLICIDAD EUROPEA

Un llamamiento a las organizaciones europeas

En el año 2017 se cumplirán:

  • 100 años desde la “Declaración de Balfour” de 1917, en la que el gobierno británico prometió de forma unilateral el establecimiento de un hogar nacional judío en Palestina.
  • 70 años desde el plan de partición de Palestina, adoptado por la ONU en 1947, que tuvo como resultado la Nakba de 1948, la demolición de más de 530 pueblos palestinos y la expulsión de 750.000 palestinos y palestinas de su país; es decir, un proceso de limpieza étnica.
  • 50 años desde el comienzo de la ocupación por parte de Israel en 1967 de Cisjordania, Jerusalén Oriental, la Franja de Gaza y los Altos del Golán, y el inicio de un proceso continuo de colonización y ocupación duradera por parte del Estado de Israel.

 

La continua desposesión del pueblo palestino de sus tierras y sus formas de vida, incluyendo la destrucción de casas, la confiscación de tierras y el muro del apartheid; la negación de su cultura y su memoria; los diez años de bloqueo de Gaza, que ha creado condiciones inhumanas y graves, junto con los continuos ataques militares contra su población; la represión constante, que ha tenido como resultado el hecho de que actualmente haya más de 7.000 presos y presas, incluyendo más de 400 menores, en detención militar; la situación catastrófica de los refugiados y las refugiadas palestinas agravada por la guerra en Siria; y las draconianas leyes discriminatorias en el Estado de Israel: estos hechos, fruto de más de 100 años de negación de derechos al pueblo palestino, son totalmente inaceptables.

Estos aniversarios de 2017 nos recuerdan en qué medida la mentalidad colonial, la negación de los derechos del pueblo palestino y el rechazo a aplicar el derecho internacional y las resoluciones de la ONU han influido hasta abocar en esta situación desastrosa. Estas fechas remarcan la responsabilidad de países europeos y occidentales en que se haya llegado a esta situación, así como la impotencia a la que la Unión Europea se ha llevado a sí misma cuando enarbola los principios de respeto al derecho internacional sin tomar ninguna medida para hacerlos cumplir.

Estas fechas también nos recuerdan que la paz no se puede construir ignorando los hechos históricos. Reconocer la Historia es responsabilidad de todas las partes, en primer lugar y principalmente del Estado de Israel y su población; justo lo contrario de lo que hace la política de revisionismo promovida constantemente por Israel y llevada al extremo por su gobierno actual. Los Estados europeos fueron actores en el sistema colonial entre las dos Guerras Mundiales. Estos Estados hicieron que Palestina cargara con las consecuencias del monstruoso genocidio de los judíos y judías europeas por parte de los nazis y, posteriormente, no han hecho nada para exigir que Israel cumpla con las resoluciones de la ONU. Por ello, estos Estados deben reconocer su gran responsabilidad en la tragedia que sufre el pueblo palestino en la actualidad.

Llamamos a la UE y a los Estados europeos:

  • a hacer de 2017 el año en el que los derechos del pueblo palestino se hagan realidad, con un límite de tiempo vinculante: el derecho a la autodeterminación, el fin de la ocupación de toda Cisjordania incluyendo Jerusalén Este y la Franja de Gaza, el derecho a la igualdad de todos los ciudadanos y ciudadanas del Estado de Israel, y el derecho al retorno para el conjunto de refugiados y refugiadas palestinas en la forma que elijan;
  • acabar con todas las complicidades con la actividad continua de los asentamientos y las múltiples formas en las que Israel viola el derecho internacional, y exigir el cese inmediato del bloqueo a Gaza y la libertad de movimiento para palestinos y palestinas.
  • tomar medidas vinculantes con respecto al Estado de Israel, mientras continúe violando el derecho internacional y los derechos humanos, incluyendo la suspensión del Acuerdo de Asociación entre la UE e Israel hasta que Israel cumpla con el derecho internacional, empezando por la suspensión inmediata de la cooperación militar y de seguridad – mal disimulada en varios proyectos del programa Horizon 2020.

 

Nosotros y nosotras, organizaciones de la sociedad civil europea, asociaciones, partidos políticos y sindicatos firmantes, reafirmamos solemnemente que en 2017, después de 100 años de desposesión, negación y limpieza étnica, los derechos del pueblo palestino deben de ser finalmente respetados.

Cada uno con su visión, nos comprometemos a actuar con este fin, con la creencia de que una paz sostenible sólo se puede lograr con la implementación de la ley.

Publicado en Actualidad en el mundo árabe, BDS, Blog con noticias, artículos de opinión y cultura sobre el mundo árabe, Comunicación, Derechos Humanos (PCHR), Justicia Universal, Palestina, Portada, Portada - Mosaico, Portada - Titulares y etiquetado , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.