500 migrantes trasladados al Centro Penitenciario de Archidona

La Asociación Al Quds suscribe la queja presentada por este hecho al Defensor del Pueblo por Andalucía Acoge y numerosas ONG, sindicatos y entidades sociales. La medida ha suscitado un rechazo general por vulnerar la legislación que regula la asistencia a personas en tránsito.

 

La asociación Málaga Acoge, entidad que lleva más de 25 años trabajando por los derechos de los inmigrantes en la ciudad, mostró ayer su rechazo al traslado a la prisión de Archidona de más de 500 personas llegadas en patera a las costas de Cartagena. Su presidenta, Arantxa Triguero, explicó en declaraciones a SUR que esta medida adoptada por el Gobierno supone «una privación de la libertad de las personas». Recordó que la ley prohíbe que los internamientos de extranjeros tengan naturaleza de reclusión, por lo que considera que la decisión «vulnera por completo el marco legal».

La presidenta se refería a la decisión tomada por el Tribunal Constitucional, que impide que la estancia transitoria de inmigrantes sobre los que pesa una orden de expulsión tengan lugar en centros con carácter penitenciario. «La cárcel de Archidona lo tiene», dijo. A su vez, matizó que, por más que la situación sea excepcional y eventual, como subrayó el Ministerio de Interior, «no se puede meter a nadie en la cárcel sin garantías provisionales», ya que «se produce una privación de libertad ilegítima en un lugar no habilitado para ello».

La organización emitió un comunicado denunciando los hechos en el que los tacharon de «vulneración de derechos fundamentales». A su vez, la presidenta anunció que desde la asociación estudiarán el caso y elevarán un escrito al defensor del pueblo.

El Ayuntamiento de Málaga rechazó el pasado mes de abril la creación de un nuevo centro de internamiento de extranjeros tras el cierre del que estaba ubicado en Capuchinos, en el año 2012. Estas instalaciones estuvieron abiertas durante más de 20 años, y fueron clausuradas por la presión ejercida por numerosas organizaciones, Málaga Acoge entre ellas.

Este argumento fue el que utilizó el Consistorio para rechazar la creación del nuevo centro, propuesto por el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido. Todos los grupos municipales se unieron en contra de la propuesta y desde la Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes de Málaga, que reúne a una veintena de organizaciones sociales, se refirieron a la medida como «histórica». Ahora, el trasladoprovisional rompe la consigna «Málaga libre de CIE».

Deja una respuesta