La Asociación Al-Quds critica la falsa dicotomía en el escenario sirio y el uso de las víctimas

La Asociación Al-Quds considera que el acuerdo para la eliminación del arsenal de armas químicas del régimen sirio no debe ser considerado como una victoria por ninguna de las partes. Los movimientos diplomáticos y geoestratégicos de las potencias regionales y occidentales deben ir encaminados a la protección de la sociedad civil y no al uso del conflicto para posicionarse militar y económicamente en la región.

Posicionamiento de Al Quds sobre SiriaConsideramos que la ONU debe de jugar un papel fundamental en el proceso: su objetivo debe ser el de proteger a la población civil de los ataques del régimen de El Assad, pero también de las milicias armadas que combaten contra el régimen, así como de las posibles víctimas que seguro provocarían una intervención extranjera como la que pretende realizar Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. El objetivo de la comunidad internacional debe ser impedir la guerra, no impulsarla. Por ello, la Asociación Al-Quds considera que cualquier solución al conflicto pasa por la salida de EL- Assad y la participación  de la sociedad civil, que ha de protagonizar los cambios políticos, económicos y sociales por los que salió a la calle, en su primavera árabe.

Debido a las recientes manifestaciones impulsadas por diversos colectivos en nuestro país, la Asociación Al-Quds considera que el posicionamiento contra una intervención extranjera llega tarde. Y aunque compartimos el No a la Guerra, creemos que no debe ser incompatible con la condena a una dictadura. No podemos eliminar de un plumazo las opciones de la sociedad civil siria dando a elegir entre una intervención militar extranjera a un lento genocidio doméstico. Denunciamos la falsa dicotomía que impulsan los medios de comunicación y que sirve de pretexto por aquellos que han secuestrado la revolución y que intentan aprovecharse de ella.

Así, la Asociación Al-Quds se posiciona a favor de las demandas que durante un año se escucharon en las calles de Siria exigiendo libertad, justicia y dignidad y que fueron duramente reprimidas por el gobierno sirio. Ni el régimen asesino de El Assad, ni las potencias regionales y occidentales que juegan en el tablero sirio a través del patrocinio de grupos armados podrán secuestrar el movimiento de emancipación civil que impulsó la primavera árabe.

2 millones de refugiados después y más de 100.000 víctimas de un conflicto armado que dura ya 2 años no han servido para que los sirios y sirias reciban el amparo de otros países. Es por ello que la Asociación Al-Quds realiza un llamamiento a la sociedad civil sin dilación ni falsas dicotomías e insta a los gobiernos, grupos políticos, colectivos y organizaciones sociales a denunciar las atrocidades cometidas contra la población civil en Siria, sea cual sea su mano ejecutora.

Las demandas iniciales deben ser respaldadas por la comunidad internacional y deben ser acogidas por la sociedad civil global en su compromiso con la solidaridad internacional, los pueblos y su emancipación. La Asociación Al-Quds manifiesta que siempre estará de parte de los pueblos y en contra de los dictadores que manejan los hilos en el Mundo Árabe, que son todos. Denunciamos la connivencia de las potencias internacionales con muchos de ellos y la tolerancia que existe con sus crímenes. Siria no es más que el escenario trágico de la hipocresía que rige al mundo. Y estamos en contra de ello, porque creemos en la emancipación e independencia de los pueblos y exigimos el fin de las dictaduras que tanto sufrimiento propician en el Mundo Árabe.

Publicado en Comunicación, Portada - Mosaico y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.