El PCHR denuncia piratería israelí contra el barco Al-Zaitounah

El miércoles 5 de octubre de 2016, las fuerzas navales israelíes interceptaron y confiscaron el barco al-Zaitounah, que tenía previsto romper el bloqueo, cuando navegaba dentro de las 40 millas náuticas a lo largo de la Franja de Gaza.  El Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR por sus siglas en inglés) condena con firmeza el ataque flagrante contra el barco, tripulado por un grupo de mujeres compuesto de activistas internacionales, figuras públicas y parlamentarias. Asimismo, el PCHR denuncia también el silencio internacional con respecto a los crímenes israelíes, en particular el bloqueo de 9 años impuesto sobre la Franja de Gaza y la piratería repetitiva contra activistas por la paz en el Mediterráneo.

Según declaración de los organizadores, «el barco fue detenido por la fuerza contra la voluntad de su capitán y de los participantes a bordo. Las mujeres fueron llevadas a un centro de detención en lugar de ser llevadas a su destino original. Así, aunque no se utilizó la violencia física, no podemos decir que lo que ocurrió en el barco fuera una intervención no violenta.»

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-11-12-30Se debe subrayar que un grupo de mujeres activistas internacionales lanzaron una iniciativa para enviar 2 barcos (Zaitounah y Amal) a la Franja de Gaza, que lleva sufriendo un bloqueo desde 2007, con el intento de romper dicho bloqueo impuesto sobre 2 millones de personas. El 23 de septiembre de 2016, el barco tripulado por 13 mujeres parlamentarias, figuras públicas y activistas por la paz de 10 países diferentes zarpó del puerto de Messina en Italia. Asimismo, estaba previsto que otro barco llamado «Amal» se uniera al Zaitounah, pero se retrasó debido a motivos logísticos, según declaraciones de los organizadores. Antes de que el barco alcanzara aguas territoriales de Gaza, y cuando navegaba en aguas internacionales, fue rodeado por fuerzas navales israelíes y llevado al puerto de Ashdod.  Las activistas fueron conducidas a un centro de detención; algunas fueron deportadas mientras que el resto ha seguido bajo detención. Según una declaración realizada por los organizadores el jueves, están preocupados por que la detención se prolongará unos días más, al igual que ocurrió con activistas anteriormente.

Según la declaración del capitán a los medios y una declaración realizada por los organizadores, el miércoles, a las 16:00 horas (hora local de Italia) aproximadamente, fuerzas navales israelíes asaltaron el barco. Dos buques navales se acercaron al barco por ambos lados cuando estaba en aguas internacionales, no lejos de las aguas territoriales de Gaza. Los buques enviaron cuatro lanchas cañoneras hacia el Zaitounah. Los soldados israelíes ordenaron al capitán navegar hacia el puerto de Ashdod, pero ella se negó y confirmó su presencia en aguas territoriales. También informó a los soldados israelíes de que no tenían derecho a cambiar el rumbo del barco. Después las fuerzas navales israelíes intentaron saquear el barco, pero el capitán les advirtió que todas las participantes a bordo eran activistas pacíficas. Las fuerzas navales israelíes transportaron el barco hasta el puerto de Ashdod, donde las mujeres activistas fueron interrogadas.

Debemos recordar que la armada israelí ha interceptado anteriormente varios barcos que intentaban llegar a la Franja de Gaza en solidaridad con los palestinos, rompiendo el bloqueo y entregar ayuda. El último fue el  «Marian» que fue interceptado por las fuerzas israelíes el 29 de junio de 2015. Además, desde 2008 Israel ha interceptado unos 12 barcos que intentaban llegar a las orillas de la Franja de Gaza en diferentes momentos, siendo el caso más conocido la Flotilla de la Libertad. En esa ocasión las fuerzas israelíes mataron a 10 activistas que estaban a bordo del barco Mavi Marmara (el más grande de los barcos de la Flotilla de la Libertad), después de tomar el control del barco a la fuerza.

Debemos resaltar que la Franja de Gaza es testigo de un deterioro notable de los derechos humanos básicos debido al impacto grave y a largo plazo del bloqueo de Israel, que ha estado sofocando a la Franja de Gaza desde el 2007. Esto constituye un castigo colectivo contra toda la población de la Franja y una clara violación de sus derechos, en particular el derecho a desplazarse y a un nivel de vida aceptable, contribuyendo al aumento de las tasas de pobreza, desempleo y al sufrimiento de las familias por inseguridad alimentaria y falta de viviendas adecuadas. A esto se une el impacto de los ataques frecuentes israelíes sobre la Franja de Gaza, siendo el último en 2014, causante de la destrucción de infraestructuras y de muchas viviendas, que no pueden ser reconstruidas por sus dueños debido a las restricciones impuestas por Israel a la entrada de materiales de construcción en la Franja de Gaza.

El PCHR quiere subrayar que el ataque al barco Zaitounah constituye un crimen que ha de añadirse a la larga lista de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por Israel; y

  1. Hace un llamamiento a los activistas por la paz y los derechos humanos en todo el mundo de seguir con sus intentos de romper el bloqueo y revelar los crímenes israelíes y el silencio internacional;
  2. Pide a la comunidad internacional presionar a Israel para que libere rápidamente a las activistas, ponga fin al bloqueo impuesto sobre la Franja de Gaza y ofrezca una vida decente a los civiles palestinos; y
  3. Hace un llamamiento al Secretario General de la ONU para que condene el ataque al barco Zaitounah.

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-11-12-12

Publicado en Actualidad en el mundo árabe, BDS, Blog con noticias, artículos de opinión y cultura sobre el mundo árabe, Derechos Humanos (PCHR), Incidencia, Mujeres, Palestina, Portada, Portada - Mosaico y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.