La Asociación Al-Quds llama a una movilización masiva el próximo 27 de septiembre por el clima

La Asociación Al-Quds se suma al Manifiesto por la Huelga Mundial por el Clima del próximo 27 de septiembre y hace un llamamiento para una movilización masiva que frene la crisis climática e impulse las políticas de protección medioambiental a la primera línea de las agendas mediáticas e institucionales.

La Asociación Al-Quds hace suyo el mensaje lanzado hace unas semanas por el movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) palestino exigiendo el fin del uso de combustibles fósiles, justicia climática para todos y acción gubernamental en la Cumbre Climática de la ONU.

La cada vez más catastrófica crisis climática, alimentada por la desigualdad mundial, ha sido diseñada por corporaciones y gobiernos cómplices que anteponen las ganancias a las personas y al planeta.

Los menos poderosos son los más afectados por la crisis climática. Sin control sobre sus tierras o recursos naturales, los palestinos indígenas bajo el régimen represivo de Israel soportan el apartheid climático.

Las corporaciones multinacionales invierten en combustibles fósiles y en la opresión del pueblo palestino por parte de Israel, el pillaje de los recursos naturales palestinos y la explotación de la tierra palestina.

Por eso, ante la Huelga Mundial por el Clima hacemos dos peticiones de acción:

  1. Haga clic aquí para decirle al banco británico HSBC que deje de financiar la represión israelí y la industria de los combustibles fósiles.
  2. Haga clic aquí para decirle al gigante francés de seguros AXA que se desprenda del régimen colonial de Israel y de los combustibles fósiles que destruyen el planeta.

La contaminación del agua, el aire y el suelo causado por el bloqueo y las guerras de Israel contra Gaza envenenan la vida allí. En el resto del territorio palestino ocupado, Israel roba tierras y agua palestinas y destruye olivos centenarios e instalaciones de energía solar.

Israel trabaja para «lavar» su imagen en una operación de “Greenwashing”. Sin embargo, Israel está desarrollando importantes yacimientos de gas para la exportación, y el 97,7% de su producción de electricidad proviene de combustibles fósiles. La guerra, una actividad regular del gobierno de Israel, es también una de las industrias más contaminantes del mundo.

Las luchas contra el racismo y la militarización y por la justicia climática, económica y social están profundamente interrelacionadas.

Desde la Asociación Al-Quds pedimos unir fuerzas entorno a las acciones de la Semana del Clima y actuar para poner fin al apartheid climático de Israel contra los palestinos.

Publicado en Comunicación, Ecologistas en Acción Málaga, Portada, Portada - Diapositivas, Portada - Mosaico, Portada - Titulares y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.