MANIFIESTO por el BOICOT al RÉGIMEN de APARTHEID de ISRAEL, por el FIN de la OCUPACIÓN de PALESTINA y por la LIBERACIÓN de la COOPERANTE de la SALUD JUANA RUIZ SÁNCHEZ

Israel y Hamás acordaron un alto el fuego en la Franja de Gaza el pasado viernes 21 de mayo de 2021 durante la madrugada, después de que Gaza sufriera el ataque más sangriento desde 2014. Entonces, hay que recordarlo, murieron más de 2.300 personas, 551 niños, decenas de miles heridas y traumatizadas, 18.000 viviendas fueron destruidas y 108.000 familias quedaron sin hogar. Algunas de ellas, aún estaban recibiendo tratamiento psicológico o permanecían en un refugio y han vuelto a ver sus vidas truncadas por un nuevo bombardeo. Un 11 S constante, sin capacidad de recuperación, sin respiro, sin alivio.

No se veía desde entonces una destrucción igual en la Franja, donde nadie ha podido entrar ni a informar ni a ayudar. Han estado solos frente a la barbarie. Solos, porque ni nuestros gobiernos, ni nuestras instituciones, ni las instituciones europeas han movido un dedo para parar la masacre. Y esto hay que decirlo alto y claro. Ni a Europa, ni a España, le ha importado más que seguir haciendo caja con la ocupación.

En palabras de Blas Infante: “Para algunos políticos, las realidades de un país son los intereses creados. Para nosotros, las realidades de un país, son los dolores creados por esos intereses”.

Ese es nuestro interés como país…y nuestro dolor. Y por eso estamos hoy aquí.

¡Por primera vez hemos visto a una sociedad israelí pedir a gritos, incluso en Tel Aviv o en Haifa, “Muerte a los árabes”!. Hemos visto hordas de israelíes armados iniciar los pogromos, marcando las casas de los palestinos, tiroteándolos, persiguiéndolos para apalearles. Han asesinado a trabajadores palestinos en Israel por el simple hecho de serlo y han instaurado un clima de miedo y terror nunca antes visto. Y todo ello con la ayuda del Estado y el silencio de Europa.

Cualquier niño de 16 años en Gaza, ha vivido, al menos 4 guerras. Y lo que es peor, ha vivido toda su vida encarcelado en lo que Israel, con la complicidad de nuestros gobiernos, han convertido la Franja: un moderno campo de concentración, el mayor del mundo.

Han bombardeado escuelas, hospitales, campos de refugiados, orfanatos, centros de alimentación, plantas de suministro de aguas, de electricidad, ambulancias, medios de comunicación, bloques de viviendas, hospitales, ¡han lanzado bombas sobre niños!

Han puesto en asedio a casi 3 millones de personas en Gaza. Han secuestrado a niños, han quemado las cosechas, han arrancado olivos en Cisjordania, han cantado y vitoreado celebrando los disturbios y destrozos recientes en la mezquita de Al-Aqsa. Y además, por si no fuera suficiente, han acusado a las víctimas de terroristas por el simple hecho de defenderse.

No lo vamos a consentir. Y esto es un alegato contra los equidistantes y los neutrales. No hay mayor complicidad que situar a la víctima y al verdugo en el mismo nivel. No es justo y no es moral. Israel, todos lo hemos visto, es el verdugo; y los palestinos las víctimas. Basta ya de confundir, Basta ya de intoxicar. Basta ya de tergiversar la realidad.

Los pueblos de Andalucía y del resto del mundo estamos, sin duda, con el pueblo palestino.

Por eso, a pesar de la distancia, no están solos. No estáis solos amigos, amigas, compañeros, compañeras palestinas. Mientras vosotros resistáis la colonización, la discriminación racial, la ocupación de vuestras tierras, la judaización de vuestros lugares comunes; mientras haya una sola persona en Palestina resistiendo contra el apartheid israelí, estaremos con vosotros y con vosotras. No estáis solas.

No estamos aquí contra la población judía, con la que nos solidarizamos también. Estamos aquí en rechazo al sionismo. A ese movimiento político y social nacionalista y fascista, cuyos 3 objetivos principales son: la creación de un estado únicamente judío, la limpieza étnica del pueblo palestino y la ocupación forzosa e ilegal de territorios que no le corresponden.

Estamos, también, contra el antisemitismo, como contra cualquier otra forma de racismo. Por eso, somos, indiscutiblemente antisionistas. Porque para ser antirracista, hay que ser antisionista.

Hace 73 años, el estado de Israel fue creado manu militari, con el respaldo de Naciones Unidas, expulsando a 800.000 mil palestinos de sus casas, destruyendo sus propiedades, quemando sus aldeas y ocupando sus casas. Hoy esos 800.000 palestinos refugiados son ya más de 8 millones por todo el mundo. Una Nakba, un desastre, que no terminó en 1948 y que continúa hoy con la limpieza étnica del valle del Jordán, de buena parte de Cisjordania y de barrios palestinos de Jerusalén como Sheikh Jarrah.

Por el momento dejarán de caer las bombas en Gaza, pero el muro, los asentamientos, las persecuciones, el sistema de apartheid, la discriminación racial, las detenciones arbitrarias de niños, los asesinatos a manos de fuerzas de ocupación y colonos sionistas, las mutilaciones, las torturas y el desprecio más absoluto por la vida y la legislación internacional continúan. La Nakba, el desastre, aún no ha terminado. La Nakba continúa.

Y es por eso que hoy, no sólo recordamos a las víctimas en este acto. Venimos aquí a exigir a nuestro gobierno y a todas las instituciones, empresas y colectivos sociales UNIDAD. Unidad para hacer frente al Apartheid de la misma forma que se hizo frente al apartheid en Sudáfrica.

Y vamos a ser exigentes:

El 22 de noviembre de 2015 el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, estuvo en Jaén y dijo “Reconoceremos al Estado Palestino cuando sea presidente del Gobierno”. Pedro, ya es hora de hacerlo. Llevamos 4 años esperando que cumplas tu palabra.

Exigimos también, a la Unión Europa, activar el artículo 2 del Marco de Asociación que vincula toda la ayuda y acuerdos comerciales con Israel al cumplimiento de los Derechos Humanos. Es evidente que Israel no cumple. Hay que romper ese acuerdo ya. Está fuera de la ley. No podemos seguir contribuyendo al mantenimiento de un sistema de opresión, apartheid y genocidio, No en nuestro nombre.

Os pedimos, a los que estáis presentes, un boicot amplio a las empresas que hacen caja con la ocupación. Que hacen caja con el sufrimiento del pueblo palestino. Que no compréis, que no contratéis, ni con HP, ni con Airbnb, ni con Booking, ni con Expedia, ni con Trip Advisor. No compréis dátiles de Israel, porque no son de Israel, y van directamente a financiar las colonias sobre tierras robadas a punta de pistola a los palestinos. No compréis patatas de Israel, porque van a alimentar a los colonos. Mirad bien de donde vienen los productos. Tenemos un arma muy poderosa que es el boicot a Israel, la campaña BDS de Boicot, Desinversiones y Sanciones que hasta ahora ha sido la única capaz de hacerle pagar a Israel por sus crímenes: Orange o Veolia se han tenido que marchar de Israel. Hagamos que ninguna empresa o institución colabore con éste régimen hasta que cumpla con el Derecho Internacional.

Pero no queremos finalizar sin recordar a nuestra amiga Juana Ruíz, que lleva ¡desde el 13 de abril de 2021! en cárceles israelíes por prestar ayuda humanitaria a la sociedad palestina más necesitada.

Juana ha sido detenida sin ninguna garantía procesal. Bajo ley militar en las cárceles desde las que se reportan mayor número de casos de torturas del mundo. Israel mantiene a miles de presos palestinos en el limbo de las detenciones administrativas sin que medie una acusación y, por tanto, sin posibilidad de defensa. Juana está siendo tratada como una combatiente no como una cooperante.

El dia 2 de junio tendrá lugar lo que llaman juicio, pero que no es más que una pantomima que busca criminalizar la solidaridad. No lo vamos a permitir. Conocemos a Juana y conocemos su trabajo y seguiremos apoyándolo sin fisuras mientras sea necesario. No hay justicia posible bajo la ocupación.

Es vergonzoso el silencio y la reacción del gobierno de España. Y por eso desde aquí exigimos a la ministra Arancha González Laya que active todos los mecanismos a su alcance, que llame a consultas a la embajadora israelí que fuerce una crisis diplomática hasta que Juana sea liberada.

No podemos aceptar que se imponga el delito de solidaridad con la resistencia civil y pacífica a la ocupación. No podemos aceptar la perpetuación de la Nakba, en ninguno de sus formatos impuestos por Israel.

Esperamos ver pronto a los criminales de guerra israelíes sentados ante la Corte Penal Internacional y serán entonces, y no antes, cuando señalaremos las vergüenzas de todos aquellos, incluido nuestros gobiernos, que pudieron detener las masacres y no lo hicieron.

CON PALESTINA

CONTRA EL APARTHEID ISRAELÍ

CONTRA LAS MASACRES EN GAZA

POR LA LIBERTAD DE JUANA

¡VIVA PALESTINA LIBRE!

Asociación Al-Quds de Amistad con los Pueblos del Mundo Árabe.

25 de mayo de 2021

@alqudsandalucia

https://www.facebook.com/alqudsandalucia

https://www.instagram.com/asociacion_al_quds/

manifiesto liberación Juani

Información relacionada:

La Asociación Al-Quds considera una «pantomima» el juicio a la cooperante Juana Ruiz así como los cargos que se le imputan

Noticias desde Gaza, recibidas desde la población civil. News from Gaza, by de civil population

Publicado en Actualidad en el mundo árabe, BDS, Campañas, Derechos Humanos (PCHR), HWC, Justicia Universal, Palestina, Portada, Portada - Diapositivas, Portada - Mosaico, Portada - Titulares, Prisioneros y etiquetado , , , , , , , , .

Un comentario

  1. Pingback: Lecturas necesarias tras los bombardeos | Palestina en el corazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.