Presentamos a la fiscal general de la Corte Penal Internacional pruebas de crímenes cometidos en Cisjordania

Organizaciones palestinas de derechos humanos presentan a la fiscal general de la Corte Penal Internacional pruebas de crímenes cometidos en Cisjordania. El pasado 20 de septiembre, cuatro organizaciones palestinas de derechos humanos presentaron en La Haya su cuarta comunicación sustantiva a la  fiscal general de la Corte Penal Internacional, denunciando que altos cargos civiles y militares han cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este.   Si quieres seguir apoyando nuestra lucha por la justicia, hazte socia/o 

El director de Al-Haq, Sr. Shawan Jabarin, quien presentó la comunicación junto con la abogada de derechos humanos Sra. Nada Kiswanson, declaró que “esta comunicación de 700 páginas proporciona una base convincente y razonable con la cual la fiscal general puede iniciar una investigación de los crímenes supuestamente cometidos contra la población palestina en Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este. Durante los últimos cincuenta años Israel ha sometido a la población palestina a una ocupación agresiva, privándole de sus derechos humanos fundamentales y sometiéndole a crímenes inhumanos. La comunicación a la Corte Penal Internacional ofrece la esperanza de que cualquier persona que cometa crímenes contra los palestinos tenga que responder por ello. Estamos convencidos de que una paz duradera y genuina no es posible sin justicia.”

La comunicación denuncia el empeño de Israel de ampliar su territorio y asegurar el dominio Israelí judío en dicho territorio, modificando la composición demográfica de los territorios palestinos ocupados. Como parte de este esfuerzo, las organizaciones palestinas de derechos humanos proporcionan evidencia de que Israel persigue a la población palestina ocupada y la somete al crimen del apartheid. La comunicación también denuncia el traslado forzoso de la población palestina protegida y la implantación de colonos israelíes en su lugar. Asimismo, la comunicación  aporta material que evidencia la amplitud de la apropiación, destrucción y saqueo de propiedades palestinas.  También contiene evidencia del asesinato de 300 palestinos por miembros de las fuerzas israelíes desde el 13 de junio de 2014.  Desde 2015, Israel ha estado implementando una política de disparar a matar en los territorios palestinos ocupados.

El director del Centro Palestino de Derechos Humanas, Sr. Raji Sourani, dijo que “el traslado de colonos israelíes al territorio palestino ocupado constituye un crimen de guerra singular, en la medida en que supone la expropiación de grande extensiones de tierras palestinas, la amplia destrucción de propiedades palestinas, y la destrucción del tejido social y  forma de vida de los palestinos. Las medidas tomadas por Israel en Cisjordania ocupada son claramente medidas de colonización. Hace mucho tiempo que la comunidad internacional acordó que la colonización es algo reprehensible, y conforme al Estatuto de Roma el traslado de colonos es punible.”

Si quieres seguir apoyando nuestra lucha por la justicia, hazte socia/o 

Los métodos principales utilizados por Israel son la fragmentación del territorio ocupado y la dispersión de la población ocupada.

El director del Centro de Derechos Humanos Al Mezan, Sr. Issam Younis, dijo que “Israel ha estado socavando la integridad del territorio palestino desde el comienzo de su ocupación en 1967. El aislamiento de Gaza, además de los ataques militares habituales a gran escala, le permite a Israel consolidar su control sobre todo el territorio palestino ocupado y negar a los palestinos su derecho a la auto-determinación, derecho reconocido internacionalmente.  Además, el cierre por Israel de la Franja de Gaza y su política de zona de tierra de nadie impide a los palestinos el disfrute colectivo de los territorios ocupados y de sus recursos.”

Esta comunicación es la cuarta que se presenta por parte de las cuatro organizaciones palestinas de derechos humanos. Las primeras tres se centraban en crímenes supuestamente cometidos por alto cargos civiles y militares en la Franja de Gaza, incluyendo crímenes en el contexto de la ofensiva militar de 2014.

La Corte Penal Internacional tiene competencia para investigar crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y crímenes de genocidio cometidos en el territorio del Estado de Palestina desde el 13 de junio de 2014. Actualmente la fiscal general está realizando una investigación preliminar de la situación en Palestina. Las cuatro organizaciones instan a la fiscal general de la CPI a iniciar urgentemente una investigación plena de la situación en los territorios palestinos ocupados.  Las organizaciones palestinas de derechos humanos creen que dicha investigación es un paso necesario para poner fin a la impunidad que prevalece desde hace mucho tiempo en relación con los crímenes cometidos por Israel.

Consulta el original en inglés: http://pchrgaza.org/en/?p=9455

Deja una respuesta