Proyecto Sensibilización 2016

“Mitos y Realidades sobre oriente próximo: desmontando la islamofobia”
Subvención del Ayto de Málaga en 2016: 5.949,25 €

Este proyecto, forma parte de la línea de trabajo en el campo de la sensibilización y la Educación para el Desarrollo de la Asociación Al Quds, en el ámbito del mundo árabe y, específicamente, con los pueblos árabes de oriente próximo. Si bien, el mundo árabe abarca una región considerable del planeta (desde el norte de áfrica hasta la región conocida como oriente próximo en el continente asiático), esta organización desde su fundación hace 17 años, tal y como recogen sus estatutos, ha tenido por objeto la cooperación al desarrollo, la formación y la sensibilización prioritariamente con los pueblos del mundo árabe situados en oriente próximo, y especialmente Líbano, Siria, Iraq o Palestina. Esto no ha sido óbice para la realización de actividades esporádicas en las que también se ha prestado atención a la situación en Marruecos, Túnez o Libia; pero la enorme complejidad y dificultades del mundo árabe así como la extensión del territorio y su enorme población, nos han llevado a centrar nuestro trabajo especialmente en oriente próximo. A esto se une el hecho de que otras organizaciones ya trabajen también desde hace bastantes años, con otros pueblos del Magreb (como es el caso especialmente de la población saharaui, o de organizaciones que trabajan en el ámbito de la cooperación al desarrollo con el norte de áfrica).

Año tras año, hemos desarrollado numerosas actividades de formación y sensibilización, en el ámbito de Educación para el Desarrollo, atendiendo a la situación social, política y económica de los pueblos árabes de oriente próximo, prestando especial atención a Iraq, Palestina o Siria. Precisamente, zonas de enorme preocupación en la actualidad, por el largo conflicto que padece su población y el importante flujo de refugiados que se produce como consecuencia de la situación insostenible en la región.

De este modo, la situación de muchos de los refugiados procedentes de Siria, Iraq o Palestina (que en su mayoría vivían también como refugiados en Siria hasta el estallido de la guerra) está teniendo ya una impacto en la población española, que ha alcanzado su punto más álgido durante el pasado año, con las noticias obtenidas a través de los medios de comunicación sobre la lamentable situación de los refugiados, así como la actitud de la comunidad internacional que no ha sido capaz de dar una respuesta desde la solidaridad. Al mismo tiempo, la previsible llegada de refugiados a nuestro país en un periodo breve de tiempo, no puede afrontarse desde un alarmismo injustificado o desde la ignorancia sobre la situación extrema que ha padecido estas personas y que les ha obligado a salir de su país. Se trata de personas que tienen el derecho reconocido por la legislación internacional para ser acogidos como refugiados en nuestro país, del mismo modo que lo fueron muchos españoles en su momento o las víctimas en la guerra de la ex Yugoslavia.

A partir de ahí, proponemos nuestra intervención a través de este proyecto de EpD, que pretende acercar a la ciudadanía la solidaridad con estas personas que acuden a nuestro país como refugiados, y para ello introducimos un programa de actividades que pretende llegar a distintos grupos de edad para acercar la historia y la realidad de estos conflictos, así como testimonios directos de estos refugiados, documentación visual de diferentes formatos (y que serán también trasladadas a centros educativos y a otras asociaciones), y actividades de carácter cultural que acerquen también la riqueza que aportan estas personas conviviendo con nosotros, y a pesar de la pesada carga afectiva que portan como refugiados que se han visto obligados a abandonar su hogar.

Con estas actividades queremos promover la información, el debate y la reflexión sobre la situación en oriente próximo y la situación de estos refugiados, para frenar los prejuicios e impulsar alternativas que promuevan la convivencia, y contribuyan a combatir la islamofobia (no podemos obviar que, la mayoría de esta población profesa el islam como religión, y eso, lamentablemente, es fruto de enormes miedos y prejuicios injustificados, procedentes en buena medida del desconocimiento de la religión y la cultura del mundo árabe).

Desde este proyecto no nos proponemos en ningún caso la acogida y la respuesta a la problemática social de estas personas, ya que ese es el ámbito de actuación de organizaciones como CEAR, Cruz Roja, ACCEM o Málaga Acoge (en algunos casos, cuando no procede el asilo). Por el contrario, el ámbito de actuación de este proyecto es la población local, para promover el acercamiento a la realidad del conflicto en la población malagueña y despertar la solidaridad, así como mostrar una vez más la necesidad de la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria para la búsqueda de soluciones a los conflictos desde el respeto a los derechos humanos, para evitar que miles de personas se vean obligados a abandonar su hogar.