Raji Sourani (PCHR) testifica ante el Comité sobre el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino (CEIRPP)

 

 

 

 

 

 

 

Raji Sourani, Director del Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR), dio su
testimonio ante el Comité sobre el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo
Palestino (CEIRPP), que se celebró en la ciudad de Nueva York, por videoconferencia,
ya que no se le permitió entrar en los Estados Unidos, a pesar de haber sido invitado
por las Naciones Unidas.

En su testimonio, Sourani explicó los resultados del inhumano e ilegal cierre de la
Franja de Gaza, que es la mayor catástrofe provocada por el hombre de nuestro
tiempo. Destacó que el cierre ha puesto a la Franja de Gaza en una situación sin
precedentes, ya que la tasa de desempleo alcanzó el 65%, la tasa de pobreza el 90%
y el 80% de los residentes reciben ayuda de instituciones internacionales, sumado a la
crisis en curso que afecta a los ciudadanos de Gaza, como la crisis de la electricidad y
las aguas residuales, que son causadas por el cierre.

Además, en su testimonio, Sourani dijo que, aunque todas las organizaciones
internacionales lo condenaron, el cierre sigue en curso. Durante este cierre, las
fuerzas israelíes llevaron a cabo tres ofensivas, en las que civiles palestinos y sus
propiedades fueron las principales víctimas.

Sourani enfatizó que, en la Gran Marcha del Retorno y Romper el Asedio, Israel ha
cometido crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad al atacar a civiles
palestinos, incluidos niños, mujeres, personal médico, personas con discapacidad y
periodistas, por parte de los francotiradores israelíes desplegados detrás de las torres
militares fortificadas. Mientras tanto, no se puso en peligro la vida de ningún soldado
israelí, ya que ninguno de ellos resultó herido o muerto, y señaló que el derecho de
reunión pacífica y el derecho a la libertad de expresión son derechos fundamentales
de los civiles, independientemente de su presencia a lo largo de las fronteras o dentro
de las ciudades.

La Comisión de Investigación formada por el Consejo de Derechos Humanos de la
ONU instó a responsabilizar a los que mataron e hirieron a civiles palestinos,
incluyendo a personas con discapacidad, niños, pacientes y periodistas que
participaron en la Gran Marcha del Retorno y Romper el Asedio. La Comisión también
instó a que este expediente se remitiera a la Corte Penal Internacional (ICC) para que
investigara todos los crímenes atribuidos a las fuerzas israelíes. Cabe señalar que
todas las organizaciones internacionales de derechos humanos y los Relatores
Especiales han considerado las prácticas de Israel como un crimen de lesa
humanidad.

Es más, Sourani recalcó que la limpieza étnica y los esfuerzos por crear una mayoría
judía por parte de las fuerzas israelíes en la ciudad santa de Jerusalén tienen por
objeto imponer la política de facto, en la práctica y en la ley, hasta su etapa final.
1Nakba es un término árabe que significa «catástrofe», utilizado para designar al éxodo palestino.
Con respecto a Cisjordania, Sourani recalcó que la expansión de los asentamientos,
tanto vertical como horizontalmente, continúa a un ritmo acelerado mediante el
establecimiento de nuevos asentamientos y grandes redes de carreteras entre los
asentamientos, las ciudades y las aldeas israelíes. Debido a la presencia de dicha red
de carreteras y de los asentamientos, las ciudades, pueblos y campamentos
palestinos están rodeados, sin posibilidad de expandirse estratégicamente y divididos
en cantones estrechos y distantes.

Las fuerzas israelíes confiscan tierras palestinas a diario, aislando y separando
Cisjordania de Jerusalén, y las comunidades del norte de Cisjordania de las del sur;
además de separar las ciudades, aldeas y campos de refugiados, lo que afecta a sus
vínculos y a su comunicación constante. Como resultado, en la ley y en la práctica,
Israel ha tomado el control de más del 70% de Cisjordania, incluido Jerusalén, creando
un nuevo apartheid.

Sourani también señaló que las fuerzas israelíes continúan asaltando diariamente
ciudades, aldeas y campos de refugiados palestinos, y llevando a cabo asesinatos y
detenciones intencionales sin excepción, incluso en áreas calificadas como A, las
cuales están controladas por la Autoridad Palestina (PA).

Todo esto ocurre debido a la inmunidad legal y política proporcionada a Israel por
parte de Estados Unidos, que incluye inmunidad ante la ICC en términos de no ser
procesado ante los tribunales internacionales y de la no aplicación del Estado de
Derecho.

Sourani dijo que 25 años después de la firma de los Acuerdos de Oslo, la realidad en
el territorio ocupado condujo, en primer lugar, a intentos de limpieza étnica y a la
creación de una mayoría judía en Jerusalén, y a la imposición de una nueva situación
de facto en la ciudad. En segundo lugar, esto condujo a la anexión de la mayoría de
las tierras de Cisjordania en favor de los asentamientos, y a la creación de un nuevo
apartheid; y, en tercer lugar, condujo a un cierre cada vez más estricto que lleva 12
años en marcha en Gaza, el cual prohíbe la libre circulación de personas y bienes, y el
estrangulamiento económico y social.

Sourani afirma que «en vista de esta dolorosa y amarga realidad, nadie habla de la
autodeterminación palestina, de poner fin a la ocupación, o de establecer un Estado
palestino de acuerdo con las resoluciones de la ONU». «Nosotros, como palestinos,
estamos viviendo la peor etapa de nuestra historia, y estamos haciendo frente a una
situación sin precedentes desde la Nakba1». Explicó que la solución de los dos
Estados en la práctica ha terminado.

Subrayó que el enjuiciamiento de los criminales de guerra israelíes se ha vuelto casi
imposible, especialmente después de las enmiendas que se hicieron a las
legislaciones en Europa, y de la presión política que Estados Unidos ejerció sobre la
ICC, su fiscal y sus magistrados.

Al final de su testimonio, Sourani recalcó que los palestinos son como las piedras del
valle. Han estado aquí desde siempre, y se quedarán aquí para siempre, aferrados a
su tierra. Nadie será capaz de echarlos. Continuarán su lucha por el derecho a la
autodeterminación y nunca serán «buenas víctimas» de una ocupación que comete
crímenes de guerra y de lesa humanidad. Añadió que los palestinos tienen el derecho
a gozar de dignidad y a emanciparse de la ocupación. Subrayó que, a pesar de la
cruda realidad, nadie puede quitarnos la esperanza de la mente y del corazón.
Cabe señalar que Sourani participó, junto con el Profesor S. Michael Lynk,
Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio
palestino ocupado desde 1967, en la sesión presidida por el Dr. Mouin Rabbani.

Find out english original article: https://pchrgaza.org/en/?p=12267 

Publicado en Actualidad en el mundo árabe, Blog con noticias, artículos de opinión y cultura sobre el mundo árabe, Derechos Humanos (PCHR), Palestina, Portada, Portada - Mosaico, Portada - Titulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.