Tzipi Livni evita declarar por crímenes de guerra en Gaza gracias a Reino Unido

La semana pasada, la unidad de crímenes de guerra de Scotland Yard envió una carta a la Embajada  Israelí en Londres invitando a la Sra. Tzipi Livni a un interrogatorio en relación con su papel en la ofensiva del 2008-2009 en la Franja de Gaza (Operación ‘Plomo Fundido’). En el momento de la ofensiva la Sra. Livni era Ministra de Asuntos Exteriores y miembro del Gabinete de Seguridad. La Sra. Livni es sospechosa de haber cometido crímenes de Guerra durante la Operación Plomo Fundido. En 2009, un juez Británico dictó un auto de detención contra ella en relación con esos supuestos crímenes de guerra.

Actualmente la Sra Livni está en el Reino Unido en visita privada para participar en una conferencia organizada por un periódico israelí.

La Sra. Livni eligió no ser interrogada por la policía. A pesar de informaciones en los medios diciendo que la Sra. Livni dice estar “orgullosa” de sus acciones como miembro del Gobierno Israelí, es llamativo que rechazara la oportunidad de aclarar su posición con respecto a los delitos de que se le acusa, de ayudar a la policía en sus investigaciones, y de respetar el ordenamiento jurídico Británico.

En su lugar, eligió socavar activamente el debido procedimiento legal y el estado de derecho, y de ponerse por encima de la ley.

Informes de prensa indican que al recibir la invitación para acudir al interrogatorio, altos oficiales israelíes inmediatamente contactaron a sus homólogos Británicos, en un intento para clasificar la visita de la Sra. Livni como una ‘Misión Especial’ implicando contactos diplomáticos, a pesar de que la Sra. Livni no ostenta ningún cargo oficial aparte de ser parlamentaria israelí en el principal bloque del partido de oposición. La decisión de la Oficina Británica de Asuntos Exteriores y del Commonwealth de reconocer la visita de la Sra. Livni como una Misión Especial es un supuesto intento de protegerla de una detención y enjuiciamiento. El Gobierno Británico tiene que dar cuenta de esta extraordinaria interferencia con el debido procedimiento legal por parte de la policía y el Ministerio Publico.

En esta ocasión, el otorgamiento de la inmunidad por Misión Especial no está justificado y es inapropiado. La Convención sobre Misiones Especiales dice que ‘una “misión especial” es una misión temporal, que tiene carácter representativo del Estado, enviada por un Estado ante otro Estado con el consentimiento de este último para tratar con él asuntos determinados o realizar ante él un cometido determinado.’

No existe evidencia alguna de que la visita de la Sra. Livni cumple los requisitos de la Convención sobre Misiones Especiales. Esta visitando el Reino Unido en calidad privada para asistir a una conferencia organizada por un periódico. Se ha informado que una reunión con oficiales del gobierno fue organizada solo después de la invitación de Scotland Yard de interrogarla, que solo puede ser una interferencia calculada con el debido procedimiento legal por parte de la policía, organizada únicamente para facilitar la concesión de inmunidad durante su visita en el Reino Unido.

La concesión in extremis e inapropiada de la inmunidad por Misión Especial, y la negativa de la Sra. Livni de colaborar con la policía, socava directamente el estado de derecho.  Desafortunadamente, esto parece ser parte de una tendencia mas generalizada por la cual se concede cobertura política a los oficiales israelíes sospechosos de haber cometido crímenes de guerra, con el fin de protegerlos de una investigación y rendición de cuentas.

Los crímenes de guerra son de los crímenes más graves en el ámbito de la comunidad internacional, y son universalmente condenados. Desde los juicios de Nuremberg, uno de los principios fundamentales de derecho internacional es que toda persona sospechosa de haber cometido crímenes de Guerra debe ser investigada y si procede, enjuiciada, independientemente de su rango político o militar. Al haber ratificado las Convenciones de Ginebra de 1949, tanto el Reino Unido como Israel aceptaron la obligación de perseguir e enjuiciar a supuestos criminales de Guerra, independientemente del lugar en el cual se cometieron los crímenes o de la nacionalidad del criminal.

El respecto del estado de derecho exige que estas investigaciones y enjuiciamiento se lleven a cabo de manera independiente e imparcial. Si el estado de derecho ha de significar algo, no puede ser objeto de interferencia política arbitraria. La Sra. Livni no debería poder frustrar el procedimiento penal con la concesión de una inmunidad excepcional en base a su cargo político anterior o sus conexiones políticas. Está claro que la Sra. Livni tiene que rendir cuentas en una causa criminal. Una orden de detención fue dictada en el Reino Unido en 2009 y luego retirada cuando quedó claro que ya había salido de la jurisdicción.

Esto no es un asunto político. Es una cuestión de justicia, de respecto por los derechos de las víctimas, y de la aplicación clara e imparcial del estado de derecho. El Gobierno Británico no debe socavar el estado de derecho mediante la interferencia política. ¿Con ello, cual es el  mensaje para el resto del mundo?

El Reino Unido no debe convertirse en un lugar seguro donde supuestos criminales de Guerra pueden escapar de la justicia mediante la interferencia política en el ordenamiento jurídico. Los ciudadanos británicos no deben permitir que se abuse de esta manera de su ordenamiento jurídico. Como representantes de la victimas, nuestra petición es sencilla: aplicar la ley de forma independiente e imparcial.

El Centro Palestino de Derechos Humanos representa a las víctimas de crímenes de guerra y otras vulneraciones del derecho internacional. Entre otras familias de víctimas, actúa en nombre y representación de Abed Rabbu Ashour Ahmed Al-Ghefari, un policía palestino. Su hermano Na’im Ashour Al-Ghefari murió junto a más de 60 otros oficiales y alumnos de la policía cuando el cuartel de la policía en la Ciudad de Gaza fue bombardeado por aviones de guerra israelíes el 27 de diciembre de 2008 durante la celebración de una ceremonia de graduación de cadetes policía.

Tzipi Livni refuses police interview in relation to war crimes investigation; British Government provide last-minute immunity

Publicado en Actualidad en el mundo árabe, Blog con noticias, artículos de opinión y cultura sobre el mundo árabe, Campañas, Colaboraciones, Derechos Humanos (PCHR), Incidencia, Justicia Universal, Palestina, Portada, Portada - Mosaico, Portada - Titulares y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.