Violación semanal de los Derechos Humanos en Palestina ( 12-18 junio)

En Cisjordania, un ciudadano palestino ha sido asesinado, y otros 19 han resultado heridos, incluidos cuatro niños y dos fotoperiodistas. Diecisiete casos han tenido lugar en el momento en que las Fuerzas de Ocupación irrumpieron violentamente en comunidades residenciales, mientras que los dos fotoperiodistas han resultado heridos durante las manifestaciones en Bil’in contra el muro de anexión y los asentamientos. Por otra parte, en la Franja de Gaza, un niño de 7 años de edad ha fallecido debido a las heridas que sufría desde la ejecución extrajudicial de su tío, dos semanas atrás. 

Los ataques israelíes contra civiles y viviendas continúan llevándose a cabo sistemáticamente en los Territorios Palestinos Ocupados 

W25

Militares israelíes cierran el acceso y salida de la localidad palestina de Hebrón para los palestinos y palestinas

  • Las Fuerzas de Ocupación irrumpen en comunidades palestinas en Cisjordania.
  • Un civil palestino ha perdido la vida, y otros diecisiete, incluidos cuatro niños, han resultado heridos.
  • Se han ejecutado 152 incursiones en Cisjordania y una incursión limitada en la Franja de Gaza.
  • Cientos de viviendas han sido violentamente invadidas, sus residentes han sido maltratados y varias viviendas han sido convertidas en sedes militares.
  • Incluyendo antiguos prisioneros, se ha detenido a un total de doscientos civiles palestinos.
  • Entre los detenidos se encontraban siete miembros del Parlamento, incluido su portavoz, y dos ministros.
  • Asociaciones de solidaridad, centros de salud y escuelas han sido invadidas, y se han confiscado decenas de cámaras de seguridad.

En la Franja de Gaza, un niño palestino falleció tras haber resultado herido durante la ejecución extrajudicial de su tío.

Las Fuerzas israelíes han llevado a cabo 18 ofensivas aéreas contra civiles e instalaciones paramilitares en la Franja de Gaza.
Un total de 25 invernaderos en donde se cultivaban frutas y hortalizas han sido destrozados. Asimismo, un centro clínico de salud de la UNRWA y trece viviendas han sufrido daños en Rafah.
Un taller de herrería y tornería ha sido completamente devastado, y otras cuatro instalaciones han resultado dañadas al este de Gaza.

Israel continúa asediando absolutamente a los Territorios Palestinos Ocupados e incomunicando a la Franja de Gaza del mundo exterior.
Las Fuerzas de Ocupación han fijado decenas de puestos de control en Cisjordania.
Al menos tres ciudadanos palestinos, uno de los cuales era un niño, han sido arrestados en dichos puestos de control.

Las Fuerzas Navales israelíes continúan hostigando a pescadores palestinos en aguas abiertas.
Se han comunicado seis incidentes en relación con los ataques a barcos pesqueros palestinos al norte y sur de la Franja de Gaza.

El Ejército israelí continúa en defensa de los asentamientos en Cisjordania. Por su parte, los colonos israelíes no han cesado de arremeter contra los ciudadanos palestinos y sus propiedades.
Las Fuerzas de Ocupación han demolido ocho viviendas y una carretera en Hebrón.
Colonos israelíes agredieron a ciudadanos palestinos y arremetieron contra sus viviendas.

Resumen

Continúan las violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario por parte de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados, durante el período que abarca el informe (12-18 de junio de 2014).

Ataques armados:

En Cisjordania, un ciudadano palestino ha sido asesinado, y otros 19 han resultado heridos, incluidos cuatro niños y dos fotoperiodistas. Diecisiete casos han tenido lugar en el momento en que las Fuerzas de Ocupación irrumpieron violentamente en comunidades residenciales, mientras que los dos fotoperiodistas han resultado heridos durante las manifestaciones en Bil’in contra el muro de anexión y los asentamientos. Por otra parte, en la Franja de Gaza, un niño de 7 años de edad ha fallecido debido a las heridas que sufría desde la ejecución extrajudicial de su tío, dos semanas atrás. Las Fuerzas Aéreas israelíes han iniciado 18 ofensivas aéreas mientras que las Fuerzas Terrestres han ejecutado dos tiroteos en la frontera. Por su parte, las Fuerzas Navales han abierto fuego hasta en cinco ocasiones y han perseguido y hostigado a barcos pesqueros.

El 16 de junio, el Ejército israelí asesinó a un civil palestino, mientras que otros cuatro resultaron heridos en el campamento de refugiados de Yalazun, al norte de Ramala. Así, se demuestra nuevamente el uso de violencia excesiva contra ciudadanos palestinos. El Ejército se había desplazado al campamento de refugiados con el fin de llevar a cabo diversas detenciones. Sin embargo, decenas de palestinos se aglomeraron y comenzaron a lanzar piedras a los soldados israelíes, quienes respondieron abriendo fuego contra los ciudadanos palestinos.

El 15 de junio, las Fuerzas israelíes invadieron la vivienda perteneciente a la familia de Akran Mustafa Qawasmah, de 48 años de edad. Tras volar en pedazos la puerta de entrada con la ayuda de un explosivo improvisado, detuvieron a los miembros de la familia y, durante media hora, impidieron que trasladaran a su hijo Mohammed, de 7 años de edad, a otro lugar más seguro. El niño había resultado gravemente herido en el pecho, el rostro, el abdomen y las piernas a causa de la explosión de cristales y expulsión de metralla de acero.

El 16 de junio, un joven de 28 años de edad recibió el impacto de una bala en la pierna derecha durante la movilización del Ejército israelí a Yenín. Allí, los soldados invadieron y atacaron asociaciones de solidaridad y diversas viviendas, por lo que un grupo de jóvenes y niños palestinos se manifestaron en su contra.

El mismo día, un joven de 17 años resultó herido de bala en la zona pectoral bajo-izquierda. El suceso tuvo lugar en el puesto de control de Qalandia, ubicado entre Jerusalén y Ramala, cuando un grupo de jóvenes y niños se manifestó en contra de las Fuerzas israelíes, que, como consecuencia, comenzaron a disparar.

El 17 de junio, el Ejército israelí abrió fuego contra un civil palestino procedente de Haris, al noroeste de Salfit, quien recibió varios impactos de bala en el pie. Las Fuerzas israelíes manifestaron que el sujeto mencionado había lanzado piedras contra un patrullero israelí que circulaba por la calle ‘Aber al-Samerah, al sur de Haris. El herido fue trasladado al hospital israelí Pellincion, donde se descubrió que sufría de problemas mentales.

El mismo día, tres civiles palestinos resultaron heridos durante la movilización del Ejército israelí que, escoltado por vehículos militares, se trasladaba a Yenín. Durante el traslado, un grupo de jóvenes comenzó a manifestarse, por lo que el Ejército no dudó en abrir fuego contra ellos.

Por otra parte, durante la movilización del Ejército al campamento de refugiados de al-Far’ah, al sur de Tubas, varios palestinos comenzaron a lanzar piedras contra los vehículos militares israelíes. A raíz de ello, los soldados comenzaron a disparar, y un joven de 18 años de edad resultó herido de bala en la rodilla derecha, mientras que otro joven de 20 recibió el impacto de una bala en el brazo izquierdo.

Durante la misma jornada, un niño palestino procedente del campamento de refugiados de Balatah, al este de Nablus, resultó herido de bala en la zona izquierda de la cintura. El suceso ocurrió cuando las Fuerzas israelíes, que se desplazaban hacia el campamento de refugiados, abrieron fuego contra un grupo de niños que había comenzado a manifestarse.

El 18 de junio, el Ejército israelí se trasladó hacia el campamento de refugiados de ‘Askar, al noreste de Nablus. A raíz de ello, un joven de 17 años de edad recibió el impacto de tres balas en la mano derecha y en las piernas. Asimismo, otro joven de 20 años de edad resultó herido de bala en la mano derecha.

El mismo día, otro civil palestino resultó herido durante la movilización del Ejército israelí al poblado de Tal, al sur de Nablus.

Del mismo modo, las Fuerzas israelíes continuaron empleando una violencia excesiva contra las manifestaciones pacíficas organizadas por civiles palestinos, israelíes y activistas internacionales defensores de los Derechos Humanos. Dichas manifestaciones condenan tanto el muro de anexión como los asentamientos de los colonos en Cisjordania. Como resultado, dos periodistas sufrieron quemaduras al haber sido golpeados con botes de gas lacrimógeno. Además, varios manifestantes inhalaron dichos gases y otros sufrieron contusiones al ser golpeados por soldados israelíes. Asimismo, se han organizado diversas manifestaciones en solidaridad con los detenidos administrativos en huelga de hambre. Las Fuerzas israelíes no dudaron en hacer uso de la fuerza para dispersar a los manifestantes.

Mientras tanto, en la Franja de Gaza, fuentes médicas procedentes del Hospital Shifa aseveran que ‘Ali ‘Abdel Latif Ahmed al-Awour, de 10 años de edad, falleció a causa de las heridas provocadas el 11 de junio por el ataque de aviones israelíes no tripulados contra el ciclomotor en el que circulaba su tío, Mohammed al-‘Awour, de 33 años de edad.

En cuanto a los ataques aéreos, aviones israelíes han ejecutado 18 ofensivas aéreas contra civiles y centros de formación de grupos armados.

El 14 de junio, las Fuerzas Aéreas atacaron en ocho ocasiones seis campos de entrenamiento de grupos armados palestinos en el centro de la Franja de Gaza, Rafah y Jan Yunis, además de destrozar un cobertizo ubicado en el patio delantero de una vivienda en el vecindario de al-Salam, en Rafah. Un total de trece viviendas que se encontraban alrededor del mencionado cobertizo han sufrido daños parciales, aunque no hubo que lamentar ninguna víctima. Al menos un misil ha sido lanzado por las Fuerzas Aéreas israelíes, cuyos objetivos han sido varios invernaderos ubicados al oeste de Rafah. El territorio bombardeado ha sufrido daños considerables, y una mujer, que se encontraba en su casa cerca de los invernaderos, ha resultado gravemente herida y ha sufrido una fractura en la pierna izquierda. Asimismo, un centro clínico de salud de la UNRWA ubicado en la misma zona ha sufrido graves daños.

El 16 de junio, las Fuerzas israelíes ejecutaron cinco ofensivas aéreas contra cuatro centros de formación de grupos armados y contra el cuartel general de las Fuerzas de Seguridad Nacional, al este de Gaza, en las cercanías de un mercado de automóviles. Se lanzaron cuatro misiles contra instalaciones paramilitares de Ezzedin al-Qassam (el brazo armado de Hamás), que se había establecido en el antiguo cuartel general de las Fuerzas de Inteligencia Palestinas, al este de Yabalia. Como consecuencia del bombardeo, una sala de 50 metros cuadrados en la zona este de las instalaciones fue completamente avasallada, lo que causó un agujero de cinco metros de profundidad. Asimismo, las casas de los alrededores han sufrido daños debido a la explosión de cristales; las puertas y ventanas de una escuela ubicada al lado de las mencionadas instalaciones han sido destrozadas, mientras que las verjas se han destruido. Cuatro civiles, incluido un niño, han resultado heridos en las casas adyacentes debido a la explosión de cristales de las ventanas.

El 17 de junio, las Fuerzas israelíes ejecutaron seis ofensivas aéreas contra un taller de tornería, al este de Gaza. El local fue completamente destrozado, además de un taller de herrería perteneciente a su hermano y un taller de carpintería. Del mismo modo, un lavadero de automóviles, un depósito de madera y un depósito de mármol han sido asimismo devastados, aunque no hubo que lamentar ninguna víctima. Los otros bombardeos fueron llevados a cabo en territorios baldíos y contra centros pertenecientes a grupos armados, al este de Gaza y al oeste de Jan Yunis. Aunque no hubo víctimas, los ciudadanos que viven en las cercanías de los mencionados territorios estaban aterrorizados, especialmente los niños.

Con respecto a los tiroteos y a las incursiones israelíes, las Fuerzas Armadas ubicadas en las torres de vigilancia del Paso de Erez, en Beit Hanun, dispararon con munición real y lanzaron bombas hacia áreas abiertas en las cercanías del Paso y al noroeste de la aldea beduina de Um al-Nasser, ubicada al norte de la Franja de Gaza. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños ni víctimas.

El 16 de junio, las Fuerzas israelíes apostadas en las torres de vigilancia al este del cementerio de Shuhada, el este de Yabalia, abrieron fuego y lanzaron bombas de sonido hacia áreas abiertas cercanas al cementerio. Aunque no hubo víctimas, los civiles que habitan la zona admitieron haber estado aterrorizados.

El 13 de junio, cañoneras israelíes en las costas de al-Waha, al noroeste de Beit Lahia, atacaron a los barcos de pesca palestinos que navegaban a una distancia de tres millas marinas. Afortunadamente, no hubo que lamentar ninguna víctima. Sin embargo, se produjeron otros cuatro tiroteos contra barcos de pesca palestinos durante los días 14, 16 y 17 de junio.

Puede leer el informe completo (en inglés):
http://www.pchrgaza.org/portal/en/index.php?option=com_content&view=article&id=10422:weekly-report-on-israeli-human-rights-violations-in-the-occupied-palestinian-territory–12-18-june-2014&catid=84:weekly-2009&Itemid=183
—————————————-
Documento público
Para más información, visite nuestro sitio web (http://www.pchrgaza.org) o póngase en contacto con las oficinas del PCHR en la Franja de Gaza por correo electrónico (pchr@pchrgaza.org) o por teléfono (+972 (0)8 2824776 – 2825893).

Traducción realizada por @BelenmMontero

 

Publicado en Actualidad en el mundo árabe, Blog con noticias, artículos de opinión y cultura sobre el mundo árabe, Derechos Humanos (PCHR), Palestina, Portada, Portada - Mosaico, Sin categoría y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta el Aviso Legal - Política Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.